Carta de una perrita que toma Flores de Bach.

untitled

 

 

 

Todos los días agradezco al cielo el trabajo tan maravilloso que tengo, me siento muy afortunada de trabajar en lo que más me gusta. Pero no sabéis la dicha que siento, cada vez que abro el correo y encuentro agradecimientos o cartas como esta…

 

Esta carta esta “escrita” por una preciosa perrita que trate con Flores, la cual nos cuenta su experiencia…

Gracias Nora, Gemma y Luckas!!

Esther García 

 

Hola, em dic Nora i visc amb la Gemma i el Luckas. Us voldria explicar alguna experiència que he tingut i que crec que us podria ser de bon ús.

 

Resulta que sóc una mica “pupes” i cada dos per tres em passa alguna cosa… La última va ser que em vaig tallar els dits del mig de la pota amb una llauna o un vidre que hi havia per on passejava, de manera que me’ls vaig separar. Em van haver de cosir sense anestèsia perquè feia poc que havia menjat i no ens podíem arriscar a què m’ofegués si vomitava. El cas es que la ferida trigava molt a cicatritzar i la veterinària va dir que si no es tancava m’hauria de cosir per la part interior dels dits, ja us podeu imaginar com em va sentar aquella proposta!

 

La Gemma va començar a tirar-me amb un pulveritzador un líquid per la pota i a afegir unes gotes a la meva aigua, estaba tan bona que només posar-me-la anava ràpidament a beure-me-la. Quan vam tornar a la veterinària 3 dies després em vaig enterar que allò que em donava era RESCUE, unes flors de Bach que havien ajudat a cicatritzar la meva poteta i ja no havien de posar-me més punts. Quina alegría em va donar sentir-ho!!

 

Donat que m’havien anat tan bé aquelles flors, la Gemma va parlar amb la seva terapeuta de flors de Bach perquè jo sóc molt poruga i em costa molt socialitzar, i ella li va donar unes flors especials per a mi. Doncs entre això i el curs que vaig fer al Club amb el Pep Rusiñol i la Cristiana Martins, on vaig haver de compartir “classe” amb molts companys que no coneixia encara, he començat a tenir menys por i ja no pateixo tant quan s’apropa algun gos que no conec, fins i tot jugo amb els que ja tinc una mica de confiança.

 

Companys, si teniu algún problema, no dubteu a fer-ho saber amb els vostres amics humans, segur que ells estaran encantats de poder-vos ajudar!

 

Aquí os dejo en castellano!!

 

  Hola, me llamo Nora y vivo con Gemma y Luckas. Os querría explicar alguna experiencia que he tenido y que creo que os podría servir.

 

Resulta que soy un poco “pupas” y cada dos por tres me pasa alguna cosa… La última fue que me corté los dedos del medio de la pata con una lata o un cristal que había donde paseaba, de forma que me los separé. Me tuvieron que coser sin anestesia porque hacía poco que había comido y no podíamos arriesgarnos a que me ahogase si vomitaba. El caso es que la herida tardaba mucho en cicatrizar y la veterinaria dijo que si no se cerraba me tendría que coser por la parte interior de los dedos, ¡os podéis imaginar cómo me sentó esa propuesta!

 

Gemma empezó a echarme con un pulverizador un líquido por la pata y a añadir unas gotas a mi agua, estaba tan buena que en cuanto me la ponía iba rápidamente a bebérmela! Cuando volvimos a la veterinaria 3 días más tarde, me enteré de qué aquello que me daba era RESCUE, unas flores de Bach que ayudaron a cicatrizar mi patita y ya no era necesario ponerme más puntos. ¡Qué gran alegría me dio escucharlo!

 

Dado que me habían ido tan bien aquellas flores, Gemma habló con su terapeuta de flores de Bach porque yo soy muy miedosa y me cuesta mucho socializar, y ella le dio unas flores especiales para mí. Pues entre esto y el curso que hice en el Club Amics del Gos con Pep Rusiñol y Cristiana Martins, donde tuve que compartir “clase” con muchos otros compañeros que aún no conocía, he empezado a tener menos miedo y ya no sufro tanto cuando se acerca algún perro que no conozco, incluso juego con los que ya tengo un poco de confianza.

 

Compañeros, si tenéis algún problema, no dudéis en hacérselo a vuestros amigos humanos, ¡seguro que ellos estarán encantados de poder ayudaros