La combinación de Flores de Bach y Reiki Ryoho.

69876884_1-Fotos-de-SESIONES-E-INICIACIONES-DE-REIKI-TeCNICA-METAMoRFICA-Y-FLORES-DE-BACHA día de hoy son bastantes conocidas estas dos terapias, tanto las Flores de Bach, como el Reiki Ryoho. ¿Pero y las dos técnicas juntas?

Desde hace unos años aplico estas dos técnicas conjuntamente en mi consulta y los resultados muestran que las personas se recuperan más rápidamente, y en menos sesiones. Y esto no es por casualidad, después de profundizar durante años en estas dos terapias, me di cuenta de que tienen muchísimo más en común de lo que a simple vista parece.

Con el tiempo he ido perfeccionando la unificación de las dos terapias, es un privilegio poder utilizarlas de forma conjunta y poder ver que su función terapéutica se multiplica, al igual que sus beneficios.

Como muchos ya sabéis, Reiki fue descubierto o mejor dicho, redescubierto por Mikao Usui allá por el año 1922 en Japón. Pero por otro lado, tenemos a Edward Bach que entre 1930 y 1936 e incluso anteriormente a estas fechas, ya trabajaba sanando a sus pacientes, simplemente con imposición de manos. Todo esto en Londres, a unos 10.000 kilómetros de Japón. Lo cual quiere decir, que Bach no conocía Reiki, pero sí hacia sanación con imposición de manos.

Es poco conocido en el mundo Floral, o por lo menos se le da poca importancia, al hecho de que Bach ya conocía y aplicaba a sus pacientes la imposición de manos. Pero a mí me impactó leer de la propia secretaria de Bach, que esto era normal en él. Aunque habla muy poco sobre el tema, y es muy fácil pasar de largo esta información, para mí fue el descubrimiento que me impulsó a seguir investigando y a comenzar a aplicar estas dos técnicas juntas.

Es curioso también, que las dos terapias trabajen con el mismo fin común: que la persona conecte con su verdadero Ser Superior o Alma. Las dos terapias buscan lo mismo, y parten de la misma base, que las emociones estancadas en las personas es lo que nos provoca las enfermedades. Y liberar estas emociones nos ayudan a mejorar nuestra salud y a encontrar nuestro propio equilibrio, encontrando también así la comunicación con nuestra propia esencia.

Otra cosa que tienen en común es que las dos trabajan con la energía sutil. Reiki a través del terapeuta que la suministra, y las esencias de Bach a través de las esencias florales.

Trabajar conjuntamente con las dos terapias nos aporta mayor bienestar y equilibro. Estas dos terapias son útiles para innumerables “enfermedades”, puesto que al aplicar las dos terapias conjuntamente, podemos abarcar mucho más que con una sola.

He comprobado su efectividad en enfermedades tales como: migrañas, distonía, fibromialgia, alergias estacionales, cálculos en el riñón, insomnio, fobias, depresión, tensión arterial alta, duelos, problemas estomacales, estreñimiento, ansiedad, agotamiento físico o mental, roturas afectivas, temas de autoestima etc…

Como véis, son muchos los aspectos  y beneficios que tienen en común estas dos maravillosas técnicas y más estupendo todavía es poder aplicarlas conjuntamente en nuestro beneficio, ayudándonos así a estar mejor con nosotros mismos y liberándonos de la prisión que nuestras propias emociones han creado, y que nos limita.

Esther García Miralles

Formadora y terapeuta Floral y Reiki Ryoho

Share